miércoles, 8 de febrero de 2012

Tonterías que pienso ahora mismo

Existen actividades que conducen a la serenidad, y otras que sumergen a cualquier conciencia en un infierno portátil. La épica mal enfocada ha contribuido enormemente a esta segunda opción personal.

- Si no, no naceríamos- susurra un viejo peliblanco.
- Si no, nunca más volveremos a nacer- añade un buda sin pelo.

Creo que "Desear" es catastrófico, y que el "deseo de gustar" es quizá el más infernal que existe, aunque sea un pálido y banal reflejo de la necesidad de ser amado.

¿Cómo ir más allá de eso? Acepta tu situación, sea cual sea, con tranquilidad. Recuerda que el materialismo termina siempre en muerte y números rojos. Y, una vez aprendido el "no tengo nada que no perder", que te quiten lo bailao porque empezarás otra vez, vivo, real, tú: y te amarán los astros que te miran y ya nunca más necesitarás gustar a nadie, ni siquiera a mmm...¡ejem!

Y, por favor, ríete mucho, que eso libera endorfinas :-)

3 comentarios: