jueves, 20 de diciembre de 2012

¡Que te tale un bosque! ¡Que un poema te escriba!

- Si me diérais seis horas para talar un árbol, me pasaría cuatro afilando el hacha.

Sin embargo, no me interesa en absoluto talar árboles.
Prefiero que los árboles me talen a mí.

- Si me diérais seis horas para escribir un poema, me pasaría cuatro horas jugando con vuestros niños y mascotas, una hora más la invertiría contemplando el paisaje, y la última, la más perezosa, estaría llena de diatribas internas sobre la preñez del silencio, la lucidez de la galaxia y el poder taumatúrgico del viento.

Y, sin embargo, no me interesa en absoluto escribir poemas. Prefiero que ellos me escriban a mí.

1 comentario:

Ludmila dijo...

Qué bueno, tía... Gracias por tus aportaciones! Un abrazo.