martes, 28 de octubre de 2008

Ya no podremos llegar al Nirvana (al menos en esta vida)


Los deseos siguen latiendo. Algunos envejecidos. Tienen canas y no quieren teñirse.


El líquido pasó de la botella al vaso, cayeron gotas en la mesa, en las manos, en la chaqueta.


Dijimos adiós no bien del todo.

3 comentarios:

nickmazziu dijo...

Felicidades Maga!!! espero que hoy almenos, siendo un día muy especial, llegues al Nirvana pero que mañana vuelvas con nueva energía! evita los chupaenergía! jejeje. un beso.

innes dijo...

¿Y quién quiere llegar al nirvana? Ninguno de los nuestros quiere.
Hoy, con la lluvia, también me he acordado de ti.

tientaparedes dijo...

Yo estoy con Artaud y con innes, eso del budismo al final y según se mire no es más que el afán por matar el alma en vida. Alcanzar el estado comatoso sin duda puede llevar una vida entera.