lunes, 17 de mayo de 2010

Odradeks astrales o el neopreno del emperador

Una vez, decidí comunicarme con alguien que no dijera soplapolleces. Me costó encontrarle. Llevaba un calcetín de cada y tenía marihuana en el cerebro, pero consiguió articularme telepáticamente lo siguiente:

- Somos "SoloS".

Al volver a casa, comprobé que ese par de palabras palíndromas secuenciadas eran la cuadratura del círculo. Si hubiera reaccionado a tiempo, le habría respondido:

- La vida se parece a un singularplural.


***

Desde que escucho lo que dice el viento, me siento muy alejada de los asuntos humanos. Tanto que no sé hasta qué punto mi poesía llega a alguna parte, o se parece a un grito sin sonido, o a un árbol que cae en un bosque sin orejas. No me gusta, pero asomo la cabeza para ver si soy invisible.




*
SoloS : ¿Cómo es posible que la soledad y la comunión se redondeen así, en una sola palabra, construyendo un palíndromo?

6 comentarios:

Marçal Font dijo...

Me has puesto la piel de gallina.

Nada del Otro Mundo dijo...

Sólo tú puedes escribir así. "SoloS" es lo contrario que "tot", en catalán.

el fallecido chico burbuja dijo...

Fantástico! seré escueto.

nickmazziu dijo...

Nos programan para ver las desgracias del telenoticias, el futbol, la prensa rosa...apaguemos la tele escuchando la poesía que nos permite ser libres.

Federico Manuel dijo...

Después de oír la oda de las oscuras jiringuillas, al más puro estilo becqueriano (je, je... perdón) me encuentro con esta pequeña joya del surrealismo...
Bien, no estoy loco, hay gente que hace lo mismo que yo. Me siento a gusto entre tus máquinas de escribir.

Un abrazo.

Maga Despistada dijo...

Eres bienvenido siempre que quieras, Federico. Mis máquinas son tus máquinas de escribir. Este reino es, sobre todo, de quienes lo gozan :-)