martes, 19 de octubre de 2010

La sepa(ra)ción perfecta


Miss Potasia y Mister Potato se han separado, después de una relación de x años, por motivos z. Su historia de amor, sin embargo, no ha sido cosa de dos, sino de tres: tienen un Potasín.

Miss Potasia y Mister Potato son tubérculos inteligentes, y por eso, no se quieren hacer puré mientras los demás cantan el corro de la patata. Tampoco desean que Potasín quede recubierto por la salsa brava de sus discusiones.

Habrá que cambiar el chip.

Por eso, un día, Miss Potasia y Mister Potato van a que un Niño les quite su boca hacia abajo y les ponga una boca hacia arriba. Después, con cirugía mental, se sacan los ojos coléricos y se colocan unos amistosos, se mutilan los brazos con guantes de boxeo y se injertan otras prótesis que dan abrazos estilizados y estilográficos.

Miss Potasia y Mister Potato, tras pasar por el quirófano de la meditación, se convierten en el modelo utópico de la separación perfecta. Potasín crece feliz y sano. La tortilla de patatas de la sociedad aprende de este adiós lleno de buenos deseos.

Miss Potasia y Mister Potato acaban siendo grandes amigos, artistas y cómplices; se respetan sin rencor, se dejan libres y recuerdan con cariño los platos combinados en los que fueron cocinados.
Deciden, en adelante, convertirse en la guarnición del universo.
FIN

6 comentarios:

Víctor dijo...

Genial.
Me acabas de retirar el almidón de la dieta. Desde ahora con ensalada, por favor.

grisel dijo...

Mis respetos y un abrazo, porque ese FIN, ahí... en rojo, solo y medio desamparado, no puede más que doler. Miles de patatas tomamos nota.
Un beso y otro abrazo. A ver cuando te escribo que te debo un un correíto (no sé si te acuerdas).

Pedro dijo...

...y ese fue sólo el final del principio de otras muy interesantes aventuras...que merecerán ser contadas en otra ocasión.

¿El colmo de la patata?
Mondarse de risa.

S y C.

nickmazziu dijo...

Bueno Maga, es bonito ver de que nada acaba y que todo continua, brillante decisión de ambos para que Potasín nunca salga dolido y tenga esa sonrisa en la boca. un beso

JAY dijo...

Nada mas sano...tan tan!

aylin dijo...

Ojala todos pudieramos ir a que nos injertaran otros ojos,otros brazos,y cambiar todos los rencores por buenas intenciones como Miss Potasia y Mister Potato,pero quedan pocas Potasines...:s

Una buena crítica,ácida y divertida,un beso :)