sábado, 29 de enero de 2011

Vida & obra de una mortal perdida entre siete mil millones de habitantes

Estos días veo que es posible empezar a construir sobre una placa tectónica inestable, y ya es mucho más de lo que he podido hacer en mucho tiempo.

Hace unos días me entrevistaron a propósito de un tesoro encontrado mientras jugaba a ser Indiana Jones.

Hoy, he jugado a recitar un poema que escribí y que ahora siento a flor de piel:


A menudo dudo de todo lo que hago; a veces queremos gustar fuera y no sabemos qué criterios seguirán los demás para juzgar la belleza o la fealdad de nuestra obra. Como decía Camarón: o transmites o no transmites . Pero, en fin, no hay que tirar la toalla: que la toalla levite como la alfombra mágica de un mago árabe.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

yo no dudo de lo que haces.

Maga Despistada dijo...

Muchas gracias, Anónimo. Ojalá pudiera imaginarme tu cara para sonreírle encima.

Pedro dijo...

Esa entrevista es bastante violenta, cosa que le otorga un encanto primario.

Por otro lado, la astrofotografía es la ciencia de hacer fotos de lejaaanas obras de arte.

Seguimos cerca.

Urzay dijo...

Casi nunca soy capaz de soportar la lectura en alto de la poesía, y venía atribuyéndolo a una lamentable tara personal. ¿Por qué demonios no siento nada, salvo irritación, al escuchar a ciertas vacas sagradas paladeando resabiadas palabras? ¿Por qué esos textos parecen mejores leídos en silencio? Después de escuchar varias veces este poema empiezo a pensar que quizás no estoy totalmente echado a perder, sino que pocas veces había tenido oportunidad de tropezar en esas ocasiones con el verdadero talento. El poema es triste, bello e hipnótico, y la forma en que pronuncias Ofelia me hace rejuvenecer veinte años. Perdona la intrusión en blog tan intimista. (Pero si tienes ganas añade más videos como este o el de Juan de la Cruz)

Maga Despistada dijo...

Urzay, aunque parezca intimista, el blog no deja de ser literario, porque Maga Despistada es otro personaje ficticio :-) Gracias por disfrutar de su dramática hipersensibilidad.

Bienvenido siempre, tu comentario hace que, de golpe, existas para mí. ¿Qué edad tienes? Te echo unos veinticinco, ¿verdad? Por cierto, he viajado a tu blog y me gusta ;); es como si de golpe me hubieras quitado cinco años de encima, jajaja

Urzay dijo...

Bueno, pero no por literario deja de ser intimista (y da un poco de corte comentar). Respecto a mi edad, me temo que los veinticinco serán en todo caso después de lo de Ofelia. No sé como tomarme lo del blog mío, que actualizo con bastante pereza, espero que no sea por pueril o aburrido :-)
(En realidad, como tampoco tengo mucho que decir, simplemente muestro libros).
Respecto a la pregunta que te haces después de los cráteres lunares, la respuesta es fácil: transmites. También en el que has puesto hoy, mucho más optimista. Volveré.

Maga Despistada dijo...

En realidad dije lo de tu blog porque hace cinco años estaba en plena vorágine con la beca de investigación de doctorado :-) y me volvía loca con la bibliofilia. Me doctoré el 16 de octubre de 2009, Jauralde estuvo en mi tribunal.

He chupado muchos años de universidad y ahora me alivia leer el mundo entero como antes lo hacía con esos libros antiguos. La vida da para muchas reencarnaciones.

¡Abrazos! Vuelve siempre.