viernes, 19 de octubre de 2012

Inspiratrix




El espíritu del universo es la inspiración del mago, cuyo mensaje transmite a la tierra.

Este cuerpo es una bitácora.
Esta bitácora es el fruto de un naufragio.
Un tsunami del cosmos nos ahogó en la poesía.

Por favor,
cierre los ojos
o
estírese en la cama,
apague la luz,
baje la persiana,
póngase unos auriculares
y, después,
continúe
en absoluta soledad,
escuchando estas palabras.

Así será mejor,
porque mi objetivo principal
es que pueda volar
sobre esta voz
que sólo es un canal
de algo más grande.



Yo soy tú

Aeropuerto del Prat, Barcelona, 4-9-12.

Aquí,
constelando en los prismas de la belleza
mientras las palabras tejen hilos invisibles
y el corazón es un océano que busca el poema verdadero,
el de la comunicación universal,
el que permite descifrar el lenguaje de los pájaros
y el de las piedras rodantes del río
para que el circo de los sentidos sea espectacular
y no sólo un espejismo.

¡Me imagino que soy tú!


*

Ven, explorador de mundos pluridimensionales,
transita la aguja de la brújula
y el imán de las plantas de tus pies,
conecta con la atlética noche,
dibuja el sefirah de la sonrisa que sonríe
para siempre porque ama la sonrisa.
Ahora eres el rehén de la felicidad.
Has inventado el ritual benéfico
que labrará las alas del futuro.
Ven, no importa lo que hayas sido hasta ahora,
no importa el nombre que agrupó tus células,
no importa si quiera el buen o mal camino
que creías decidir transitar.
Lo único que importa
es lo que somos ahora mientras nos amamos.
Lo único que importa
es lo que vivimos juntos,
esa invocación
que nos funde con el dios
que anhelábamos ser.
Ven, hacia donde aquí.
Las fronteras de los mapas son tan mentira,
las coronas de espinas
son los límites de la realidad.
Ven, el ilusionismo de los transeúntes
que te ven brillar
es menos real
que los ojos astrales que te vieron nacer.
Ven, chasqueando el ritmo
de un paisaje bailarín
que ahora mismo te invita a volar.
Ven, vayamos al país de los errantes
que tiene un mapa de huellas dactilares,
caricias que llovieron en cascada.
Ven, la arquitectura
de ti mismo te delata,
se dibuja un fresco en la cúpula de la córnea ocular,
un puente de oro hay en tu lengua.
Ven, los que llegamos tarde a la prisa
llegamos pronto al amor;
ven, contempla el destino enhebraojos,
titiritero del mirar,
por él, un libre albedrío fragante,
caminos de muchedad en AH y OH de hoy.

Yo soy tú
yo soy tú
yo soy tú
y te amo y me busco en ti
para que tú seas yo
y ahora mismo es esa comunión...
porque nos estamos comunicando.

2 comentarios:

Midons dijo...

Holaa. No sé si te acordarás de mí, pero me da igual, por aquí seguimos deambulando de vez en cuando.
Te leímos/escuchamos el otro día Delac y yo y nos enamoramos, en serio, lo escuchamos hasta cuatro veces con la luz apagada. Nos pareces impresionante, muy muy impresionante. Te leemos con ganas y sigue así, que estaremos vigilando ;)

Maga Despistada dijo...

Muchas gracias, Midons. Tus palabras me llenan de alegría.