martes, 17 de febrero de 2015

En caso de ensimismamiento, consúltalo con el jardinero

El mayor antidepresivo es cooperar en pro del bien común, servir con los tesoros que hemos encontrado. La alegría es la única prueba real de inteligencia.

Tenemos derecho a investigar la felicidad, ya que nuestra compañera inseparable, la Muerte, susurra que este sueño se acaba y que lo único eterno es el presente.

La alegría no depende de las circunstancias vitales, los problemas forman parte de la idiosincrasia humana. La alegría tiene que ver con la aceptación de los límites y la mirada atenta a las infinitas posibilidades que ofrece cada momento.


16 comentarios:

Kiffi dijo...

Todo lo que dices nace de un optimismo ciego y muy poco realista.
Afirmas con total tranquilidad barbaridades como que la alegria es la unica prueba de inteligencia.. pues no se en qué mundo vives, la verdad, pero pareces estar infinitamente alejada de la realidad.

La Maga-Juglaresa de Carabás dijo...

Perdona, Kiffi, pero ¿qué es lo que llamas realidad? La realidad es aquello a lo que prestas atención, y yo creo que la alegría se crea, al igual que la realidad. Por eso, hay que ser muy inteligente para ser alegre. Ser inteligente, para mí, es amar poéticamente el mundo, ser cooperante, pensar en el bien común y, ante todo, tomarse en serio el derecho a investigar la felicidad. Muchas gracias por tu honesto comentario. Me interesa mucho tu punto de vista. Yo también lo he tenido, alguna vez.

Kiffi dijo...

La realidad es que el amplio espectro de las emociones humanas no se puede asociar al intelecto, en tus afirmaciones estás dejando de lado a Ciorán, Nietzsche, Poe... son ellos idiotas porque estaban deprimidos? No puedes sencillamente anular todo lo negativo de golpe y pretender que lo que dices tenga sentido. Sin el sufrimiento, el dolor, la tristeza... y todo lo negativo en general, no tendríamos grandes obras hoy en dia, como las coplas a su padre muerto, de Jorge Manrique, y un infinito etcétera. La tristeza, eso que tu cancioncita dice que no existe a nivel subatómico, es la mayor precursora de la inspiración del ser humano desde las pinturas rupestres. La alegria, el amor, y todo lo positivo también, claro, pero de forma hueca, aquello que contiene sufrimiento siempre conecta de forma mucho más visceral con la esencia humana.

La Maga-Juglaresa de Carabás dijo...

Creo que está bien salir de planteamientos tan maniqueístas. El mal es bueno, como decía la Bruja Avería. Exacto: la mierda es el abono de la flor. Yo no escondo la mierda, reflexiono sobre sus cualidades potenciales. Los opuestos se reconcilian en el procedimiento alquímico. Carpe diem, y gracias por el comentario.

Pilar Fernandez dijo...

La alegria depende de la aceptacion de los limites...eso es tan obvio como que hoy es hoy y no mañana...pero quien, en su sano juicio, puede tolerar segun que limites...
Al final no dices absolutamente nada.La felicidad se puede construir.Falso.Intenta construir una torre en un pantano de cieno, o un parking subterraneo donde mane agua del subsuelo.
La felicidad es un estado absurdo de ceguera y sordera que solo pueden disfrutar aquell@s que viven como el saltamontes Flip dando saltos de flor en flor.
Toda esta historia de colores e ilusion ve a contarselas a cualquiera cuya vida se haya visto destrozada por algun hecho traumatico irreparable.Te mirara con los ojos como platos y te espetara como minimo un "vete a la mierda"....
No se de que constelacion has salido tu, pero de verdad que deberias ir a mirartelo ehhh?
Por lo que dices, seguramente seras una "comecocos/loquera" y en ese caso podria comprenderte, porque estan/estais mas loc@s que los propios loc@s.Y voy a seguir leyendo tus entradas, solo para autoconvencerme de que en efecto he leido y comprendido este ilusorio post.Saludos.

La Maga-Juglaresa de Carabás dijo...

"Allá donde no cabe seguir amando, hay que pasar de largo." Nietzsche, Así habló Zaratustra.

Estimadas Kiffi, Pilar: os agradezco sobremanera haber aterrizado en este blog como némesis de mis entradas más idealistas, soñadoras y poco desarrolladas. De todo se aprende, sobre todo de las críticas constructivas (también de las críticas "destructivas"). Vuestras calumnias honran al género humano. Debe de ser divertido insultar así a alguien.

Si vivís en Barcelona, me gustaría invitaros un día a tomar un té o un café; para debatir ampliamente sobre el dolor y arte de la alegría, que en absoluto están reñidos, sino que forman parte del "meollo".

Os invito cortésmente a seguir debatiendo, porque creo que es importante investigar si la alegría tiene derecho a existir en este mundo, no como sinónimo de ignorancia, idiotez o jipismo, sino como opción creada por personas en sano juicio que deciden probar maneras alternativas de vivir, cooperativas y no competitivas, ajenas al sufrimiento y la marginalidad, basadas en el amor y la reciprocidad.

Las palabras no alcanzan a expresar lo que transmite una experiencia presencial, si bien no las subestimo. Eso sí, agradeceré un poco de cariño y complicidad en las siguientes réplicas. No hace falta que me lapidéis con palabras feas ... :-P

Kiffi dijo...

Perdoname, pero es que he revisado mis comentarios y no veo ningún insulto, o "palabras feas", admito ser algo brusca al hablar/escribir pero si te ha ofendido algo de lo que haya dicho, seguramente es porque te lo has tomado de forma personal, cuando esa no eran mis pretensiones en absoluto, (ya que obviamente no te conozco en lo personal y por lo tanto no podria incurrir en ello aunque quisiera). Por mi parte puedo decir que ya había dejado el tema... pero gracias por incluirme, qué coño.

tatebravida dijo...

Schelling, en Sobre la esencia de la libertad humana, afirmaba que el sedimento más profundo de todos nosotros, y aquel del que provenían nuestras creaciones y nuestro trabajo original, era una melancolía originaria. No obstante, si haber experimentado esa melancolía era condición para la existencia de la vida intelectual, no lo era menos la capacidad vital de sobreponerse a ella.

Por otra parte, la raíz fundamental de toda poesía es celebratoria, como muy bien sabían Whitman y Rilke, y como sabía Adorno, que si se preguntaba cómo iba a ser posible escribir poesía tras el Holocausto, era por ser bien consciente de que lo poético constituye una celebración del mundo. El canto es celebratorio. Por supuesto que existen las elegías y las saetas, pero ya en el propio movimiento que saca las penas afuera mediante la canción hay un inicio de superación del dolor. Para muestra, un botón de Rilke:

Oh di, poeta, ¿qué haces tú?
—Yo celebro.

Pero lo mortífero, lo pavoroso, ¿cómo
lo asumes, cómo lo acoges en ti?
—Yo celebro.

Pero lo innombrado, lo anónimo, ¿cómo
puedes, poeta, invocarlo?
—Yo celebro.

¿De dónde tu derecho, bajo todo disfraz,
bajo cada máscara, a ser verdadero?
—Yo celebro.

¿Y por qué lo sosegado y lo fogoso
te conocen como estrella y tormenta?
—Porque yo celebro.

En cuanto a Cioran y Nietzsche, en cuanto a cualquiera que consigue levantarse en una palabra, solo el hecho de haber escrito implica haber salido del légamo informe que es el sufrimiento. La obra de Nietzsche, en concreto, es una apuesta vitalista contra la deriva depresiva y culpabilizadora del judeocristianismo. Y en fin, no se escribe en el dolor, porque en el dolor uno se retuerce. El dolor inhibe, incapacita para poner un mínimo de atención en el mundo y apreciar su belleza. Algunos exiliados españoles en América tuvieron experiencia de este padecimiento paralizador: Emilio Prados, Juan Ramón Jiménez, sabían que su imposibilidad para ver la belleza que antes veían y para escribir como antes escribían, provenía del duelo por el país perdido. Juan Ramón tuvo que superar una depresión demoledora para poder continuar su proyecto poético tal como lo había concebido antes de la guerra: una celebración de la existencia, de la palabra y del poeta.

En fin, en lo que a creación se refiere, a mí me parece que se cede fácilmente al prestigio de la tristeza sin apenas atender a la complejidad del júbilo. Este procede de la maceración de aquella, y afirmar que "la alegría, el amor, y todo lo positivo también" alimentan la inspiración humana, "pero de forma hueca", es ignorar la profunda relación que existe entre el dolor y la alegría. O como diría José Hierro, "esta alegría que ahora siento yo sólo sé lo que me cuesta".

Pilar Fernandez dijo...

No he dicho nunca lo contrario.Se puede ser feliz o no.
Lo que he juzgado ha sido la afirmacion de que la alegria se puede construir y que no depende de las circunstancias vitales.Insisto en que me parece un insulto a la inteligencia, no porque para ser inteligente haya que sufrir, si no porque el que sea medianamente inteligente y empatico, siempre tendra adonde mirar para encontrar sufrimiento.
Tu lo ves al reves que yo.Buscas solo encontrar felicidad y solo los muy inteligentes la encuentran...todo segun tu...asi que,en efecto me parece una "asnada/burrada/sandez " tu muy errada exposicion.
Personalmente respondi asi porque tu post me resulto ofensivo.
No debes ir por la vida "presuponiendo" que todo el mundo tiene la capacidad de ser feliz...como si hubiesemos humanos que estuviesemos jodidos por gusto o porque eso este guay.
En cualquier caso,salvo el gusto por el arte en general, no tengo absolutamente nada que ver contigo y tus aficiones.Por suerte nos separan mas de mil kilometros, asi que poco mas vamos a compartir.Tu con tu "happy power" y yo con lo mio.
Felices pascuas.

La Maga-Juglaresa de Carabás dijo...

Estimadas,

celebrando a Rilke, también celebro profundamente vuestra aparición en mi vida, ante todo por ser portavoces de un tema que, a mi parecer, es tan relevante en nuestra existencia. Realmente, la entrada en el blog no tiene la envergadura de vuestros comentarios. Deberíamos escribir un libro a cuatro manos sobre el asunto: así, en forma de batalla campal.

Kiffi, celebro tu fuerza rebelde, que es sin duda importante para denunciar y demoler "aquello que no funciona". Ciertamente, veo que tu manera de expresarte es ruda y blasfema, cosa que no deja de generarme simpatía. Tu "qué coño" final me ha hecho sonreír. Me encanta que intentes destrozar todos mis argumentos, eso da un matiz lúdico a todo esto. El ser humano crece dialogando. Seres como tú logran que la paja arda para que reluzca el oro.

Pilar, ojalá hallara forma de consolar tu dolor, que es también el mío. Celebro que tengas valor para ordenarme que me dé un tiro entre ceja y ceja, y que seas consciente del sufrimiento humano. Mil kilómetros no son nada: si te gusta viajar, te invito a ese café en mi casa. Personas como tú son muy valiosas, sobre todo porque el secreto del vuelo reside en la magnitud del obstáculo. Las alas vuelan gracias al rozamiento del aire. Así, cuanto mayor sea el reto, mayor será la gloria. Me gustaría presentarte a amigos míos que, a ojos de la opinión pública, tienen problemas muy grandes irreversibles, que conviven con enfermedades degenerativas y que bailan sin piernas. Lejos que victimizarse, han sabido aprovechar las oportunidades y el regalo de estar vivos. Puedes visitar su web: http://liantlatroca.com/#sthash.8SO9y80R.dpbs

Tatebravida, me cuesta expresar la alegría que sentí al leerte. Vi tu blog con traducciones de Dickinson y me maravillé definitivamente. Sería un placer que me escribieras al mail: magadespistada@gmail.com; quisiera conocerte un poco más. Me fascinó tu regalo de comentario.

Feliz día,
MH

Kiffi dijo...

Si vis pacem, para bellum.

Pilar Fernandez dijo...

Ser humano del genero femenino autodenominado maga.Varias cosas:
-con la poca fe que aun me quedaba en tu personaje, me dirigi a zamparme todos los videos de D-Krostings, y como temia, no me aportaste absolutamente nada con tus apariciones estelares.Es mas, lo he pasado francamente mal por la verguenza ajena que me han producido.En particular, la chica de la expresion corporal deberia echarle unas horitas mas al asunto de ensayar...por aquello de los cambios posturales, la flexibilidad, la gestualidad etc...es absolutamente monotona.En cuanto a tu forma de hacer y recitar/cantar, me pareces una burda copia de 713 avd amor, que sabras de sobra quienes eran...el musico bien, porque ejecuta bien y ahi poco mas cabe...y el chico que tatua...pues eso, tatua sin mas.Ni pena ni gloria.
-por contra, tu/vuestro libreto de microteatro o lo que sea ello, me parecio interesante.Alguna propuesta me gusto.
Nada mas.Feliz e insensata existencia.

Un mudo titubeante dijo...

Me ha hecho mucha gracia ver esta ristra de comentarios negativos para una entrada tan modesta. Comparto lo que dice tatebravida acerca de Adorno y el arte como celebración. Toda creación consciente es un sobreponerse a la negatividad del mundo, un alejamiento de nuestras miserias cotidianas, una conversión de nuestro dolor en placer.

Nietzsche mismo sufrió mucho en su vida, casi siempre estaba enfermo. Por eso decía que la alegría es la única pasión auténticamente noble.

La tristeza, lo digo por experiencia, te vuelve ciego y tonto: la falacia de que lo negativo es motor de la creación la inventó lo más revenido del romanticismo (para nada los Schlegels, Novalis o Hölderlins, que tenían una visión de la literatura menos ligada a derivas biografistas) para explicar que creadores con problemas hicieran obras de arte valiosas para la colectividad. Decir, como escribías tú, Kiffi, que los hombres primitivos pintaban en las cuevas por desesperación o tedio o tristeza o dolor es bastante arriesgado. Yo qué sé con qué estado de ánimo pintaban, pero lo cierto es que pintaban animales siendo cazados. Pintaban sus objetos de deseo, tal vez para asegurarse que la lucha por la subsitencia en los bosques les fuera propicia, tal vez porque tenían hambre y les consolaba ver cacerías antes de acostarse.

La hipótesis de que lo negativo es necesario para el arte es absurda: si el arte tiene alguna función es la de ser terapia para el alma. Decir que el primer motor del arte es la infelicidad o el dolor es como decir que el primer motor de los fármacos es la enfermedad, una extrapolación inadmisible.
Hay tipos de creaciones que són como vacunas (pienso en los poemas de Pizarnik que lee una quinceañera infeliz) que ponen palabras a todo el dolor venidero, dándotelo en pequeñas dosis, y otros que mitigan o curan el dolor presente. Los menos son como drogas recreativas (las sensaciones que me ha proporcionado alguna entrada de este blog o La nuit just avant les forets o el Bateau Ivre me recuerdan a lo que siento cuando chupo éxtasis).

Conozco a Maga Despistada y no se me ocurriría decir que es una ingenua que no ha sufrido en la vida. Hasta donde sé ha padecido por lo menos dos pérdidas irreparables, vive en una pobreza no por digna menos implacable y conoce los sinsabores inherentes a la vida en una gran ciudad. Pero es su propia obra la que interpela a sus degustadores para lograr arrancarnos de nuestra alienación siquiera por un momento (es arte político, hasta Marx lo vería), para lograr que miremos el mundo con la belleza que tiene –que está ante todo en nuestra mirada- y que nos hurtan la costumbre y los estados de ánimo negativos (abundando en los mecanismos de la ostranenie, que Shlovski consideraba como la característica esencial de un texto literario), para intentar que seamos todos menos maquinales y más libres (es, pues y para acabar de una vez, una iniciativa emancipadora).

Y estoy de acuerdo en que Maga está loca, porque es un proyecto de locos luchar por transmutar en placer la negatividad de la existencia; y esta es, por quÉ no recordarlo, la función del arte.

Pilar Fernandez dijo...

Hola.Intervengo una ultima vez en este asunto y ya no mas porque hace ocho comentarios o asi que me aburre profundamente el tema; por monotono y por las ristras de citaciones que me tengo que jamar para leer una opinion propia de tres renglones.
Que ha sufrido perdidas importantes, bien.Humano es.
Que vive en la pobreza.Bien.Muchos hay asi y mas de unos años aca.
Que no intenta someterse al sistema impuesto por la sociedad actual y saca los pies del plato cada vez que le peta, que se joda.Toda forma de vida basada en las libertades hoy en dia es castigada con el ostracismo.
Nada de su biografia la hace diferente del resto de "jetas-perroflautas-callejeros".
Que siga fumando mucho y laborando poco.Es de todos sabido que esa es la formula exacta para obtener cierta comodidad en nuestrasociedad.
Menos mal que quedan individuos (pocos, la verfad) en este puto mundo que saben separar la obligacion de la devocion.
No son argumentaciones para nada.El sufrimiento no encumbra a nadie.A quien no le guste que chupe limon.
Ya lo dijo Javier Krahe..."prefiero caminar con una duda que con un mal axioma.

Pilar Fernandez dijo...

Mmmm...olvide comentar algo debido a mi ceguera, o porque soy tonta, tanto da.
Afirmacion: la tristeza nos hace ciegos y tontos.
Es totalmente cierta.Solo hay que plantarse
delante de un cuadro de Van Gogh si se quiere incluso de sus peores momentos depresivos para darse cuenta de que asi es...o mejor delante de "el grito" de Munch, o de algo de Frida Khalo...hay taaaantos ejemplos...
Resumiendo: el arte no es alegria y gozo en si, el arte es todo.Es una forma humana de expresar sentimientos y por tanto, puede surgir tanto de lo bueno como de lo malo porque todos tenemos ambos polos.
No citaremos mas que a Van Gogh o Frida Khalo en pintura.A Poe y Palahiniuk en literatura.A los atormentados Mozart y Chopin en musica...todos con luces y sombras.
En mi caso particular no veo que la tristeza me produzca estupidez.De hecho en la mayoria de ocasiones me vuelve mas sensible y por tanto mas creativa.
No usemos a los autores a conveniencia porque no aporta nada.Cada uno escogera a los que le convenga para apoyar sus argumentos.
Lo unico coherente y neutral que se leera en todo lo escrito hasta ahora es que el arte parte de la sensibilidad humana y es un vehiculo para expresarse.Tanto da alegria que dolor del alma.
Lo gracioso del asunto es que nadie se tomo la molestia de comentar las entradas de este blog (sospecho que porque ni las leyeron) hasta que empezaron los comentarios negativos...jejeje.Asi pues,parece que la negatividad si mueve a los artistas jeje.
Y la longitud de un comentario no lo hace menos incendiario u ofensivo.
"Sois tod@s escoria de esta sociedad.Como seres de mi misma especie me producis verguenza ajena.Parasitos".
Jode, eh?

La Maga-Juglaresa de Carabás dijo...

Ser troll es una ONG.