martes, 15 de diciembre de 2015

Votar o no votar, ¡esta es la cuestión!

Al llegar a casa, había montones de propaganda electoral sobre la mesa. He cogido todas las cartas y las he cotejado. Desde que tengo chimenea, el papel de la propaganda es interesante para hacerlo arder. Antes de echarlo a la hoguera, es inevitable ojearlo, para ver si hay algo collageable.

Los de derechas predominan en azul, jetos imperiales y sobres con plástico (que he de separar, para no meterlo en la hoguera), papeletas con las cruces marcadas. Hay alusiones al terrorismo, y un argumento del miedo a los atentados (el estado te protegerá invirtiendo en la milicia).

El PSOE es muy decepcionante, mola que hayan un tío y una tía en la portada, pasamos del uno al dos, pero no hay ningún programa sugerido (los programas quedan algo más claros en el PP, incluso, o Unió): sólo hay una crítica al PP. Pobre en argumentos. Se usa un poco de rojo, en oposición al azul. Igualdad de género realzado en la imagen de la mujer, con la misma intensidad que la del hombre. Poco más.

Algunas cartas son bilingües (la mayoría), otras no (PP). Yo pienso en lo guay que sería que estuvieran en idiomas que contaran con las 190 nacionalidades de esta ciudad plurilingüe. Pero entiendo que esto no será viable por papel y correo ordinario, merecería la pena mirar usar internet.

Me llamó la atención que En Comú Podem haya sólo una carta para todos los residentes, y la carta usa colores de degradado del rojo al violeta. El violeta es un color muy interesante. Esta carta pretende ser ecológica y es bilingüe, sale mucha peña junta y usan consignas como "democracia real", "rescate social y ciudadano", "economía del bien común", "referendum". Vale, bien.

En fin... Yo llevo muchos años sin votar. De todas las cartas, la mejor es la última. Una coalición de partidos ecologistas, en pro de la educación y la salud pública, una política social y cooperativa. Eso son las palabras que llegan. Es el márketing que ha tenido dinero para crearse.

Por supuesto que pregunto a mis amigos, ellos me dicen que votarán al PACMA, que tiene el programa en la red. ¿El Partido Pirata continúa? Entro en su web y no dice nada al respecto.

Mmm... ¿Qué hago? Tengo ideas y quiero que se lleven a cabo. ¿Pediré subvenciones al Estado? ¿Escribiré proyectos sobre creatividad, educación y cultura? En eso estoy, como siempre. ¿Quién habla de I+D? ¿Seguimos adelante con la autogestión? Escribir poesía, poner el tiempo y la energía en las ideas de Hakim Bey, que es el político que más me gusta. Hay mucho que no se trata por aquí, pero limitémonos a la infraestructura económica: esto es capitalismo, el capitalismo aún rige el mundo político.

La política es nuestra capacidad de gestionar nuestros recursos en sociedad. La pirámide de Maslow señala que lo que nos hace felices es la autorrealización, la creatividad y la trascendencia, una vez ya tenemos atendidas otras necesidades básicas de supervivencia (respirar, comer, no tener frío, amar amando).

Me tomo unos días de reflexión. Si voto, votaré al PACMA o a EN COMÚ PODEM. A no ser que... otra vez sienta que "la libertad no se vota o se consensúa", como venía diciéndome durante las elecciones de los últimos años.

¿Has logrado leer hasta aquí?¿Alguna sugerencia? Estoy abierta a toda clase de información, para seguir cotejando, antes de decidir si voto, a quién voto, qué significa esto.

Por lo demás, seguiré con el guión de una obra de teatro. El arte es más eficaz que la política, porque su discurso inspira, y no manipula. A mí me gusta que cada uno sea responsable de sus propias acciones. Amo la libertad, la inspiración pandémica es mi objetivo. Soy anarquista. Y, al parecer, los anarquistas no votan... O votan lo que les parece mejor. Renunciar a votar es como ser un místico que renuncia al consuelo del mundo. Renunciar a votar es como ser un artista que decide cocrear la realidad.

Ay, no lo sé, ¡de verdad!
Parece coherente que esté otra vez sin votar, pero manifiesto mi reflexión. 

2 comentarios:

ToniHarry Gómez dijo...

Aver si te sirve mi comentario.
1º-El votar o no votar no es algo que puedas elegir pues tanto tu voto como tu abstención favorecerá a uno u otro, ya sabes por aquello de la Ley D´hont, asi que tu vas a votar por acción u omisión, te guste o no.

2º-Ya puestos en que tu voto o no voto tendrá repercusión en el resultado ¿No te parece mucho más inteligente votar a quien menos nauseas te produzca?. Si todos lo hacemos igual resulta que conseguimos cambiar algo

3º-Si el sistema actual te desagrada, con tu no voto estas votando para que continúe ya que sabes bien que los de siempre si que votarán. ¿Tiene lógica esa actitud?.

Anónimo dijo...

Lo importante no está en la propaganda de última hora, son los hechos los que dicen las grandes verdades. Después de seguirlos a unos y a otros sin los filtros de los medios, lo tengo claro: EN COMÚ PODEM. Ningún partido puede hablar totalmente por mí, pero sin duda es el que más se acerca y el que (en mi opinión) más necesitamos, además del único de los pocos que representan un cambio que tiene opciones de llegar y por lo tanto conseguir salvarnos, aunque sea un poquito, de lo de siempre. Votes a quién votes o incluso aunque te abstengas, estas contribuyendo a que todo siga igual o a un cambio. En cada voto o no voto va el país entero. Tú con tu abstención contribuiste a lo que hemos tenido estos años (y yo con la mía). De qué sirve un discurso inspirador, ser conscientes, soñar con otro mundo si luego contribuimos a que todo siga igual? entonces lo que decimos ser y defender sí queda en propaganda. (Disculpa la parrafada, pero has preguntado tú)

Y a lo que realmente iba antes de leer esta entrada: Te he descubierto hoy gracias a algunos videos de youtube y me encantan tus poemas, como recitas, el rollo que llevas y los videos que haces. Así que tienes una seguidora más.

Un saludo