jueves, 24 de enero de 2008

El daguerrotipo de Dios



[El ojo de Dios, foto del telescopio Hubble, la NASA]


José Arcadio Buendía se empecinó en no admitir vericuetos retóricos ni transmutaciones de chocolate, y exigió como única prueba el daguerrotipo de Dios.

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ, Cien años de Soledad


Los escolásticos dedicaron durante la alta Edad Media gran parte de su saliva a algunos debates que hoy en día podrían parecer estériles. Quisieron discernir sobre, por ejemplo, el sexo de los ángeles, sobre la paradoja de que las mujeres no tuviesen alma aunque la virgen María hubiera sido una dignísima madre de mesías, o sobre cuál había sido la mayor fineza de Cristo: lavar los pies de los apóstoles o morir en la cruz en beneficio de la humanidad.



Actualmente, algunos filósofos scépticos se ríen a carcajada limpia cuando oyen los debates oscuros y estrechos que secundaron los clérigos medievales. Creen que tales sermones se expanden sobre un espacio de abstracción que desemboca en la aporía. Sin embargo, nosotros retomamos el deseo de José Arcadio Buendía, aquel loco que conoció García Márquez y que todavía yace amarrado a un castaño. Pretendemos colmar la última voluntad de este singular habitante de Macondo. Queremos ver una foto de Dios.

Y voilà! El telescopio Hubble de la NASA tiene para nosotros algo que, con un poco de imaginación, parece su ojo derecho. Porque Dios debe ser demasiado grande como para caber dentro de una foto, señor José Arcadio. Y, Dios es además negro y toca el saxo.

4 comentarios:

LILITH dijo...

Con la última frase estoy de acuerdo,je,je. Que bien que ya te vaya el internet maga! te echaba de menos,muchos besos a los tres!

Maga Despistada dijo...

¡Besotes Lilith! ¡A ver si pronto me llamas para darme una sorpresa, jejejeje!

Mónica González Caldeiro dijo...

Yo aún diría más: Dios es mujer, y es negra (aunque mi dios siga siendo masculino y oscuro, fetichista que soy yo...).

Mawwulisa dijo...

¿Y si no existe? Nada más allá. Gran cita Maga.