viernes, 25 de enero de 2008

Volver


[Fotografía del Bar Muy Buenas]



Hace siete años, recitábamos poesía en el Muy Buenas. Había tanta ilusión en aquello. Un micro y un taburete, el orden de lectura dependía de nosotros, era totalmente ácrata. Hubo noches estelares. Un poema respondía a otro, estábamos a flor de piel. Acabábamos cantando y bailando.


Nadie nos conocía, éramos anónimos pero teníamos todos los sueños del mundo. Era una necesidad estar allí todos los miércoles que tocaban, pedir una cerveza, escuchar las canciones de Víctor Jara con la voz de Esteban, ver a Gabriel Moreno cantando como si tuviera un orgasmo, a Myriam Moya milimetrando a sus hombres objeto, a Matías Néspolo y el yonqui de la flauta, Rodrigo Díaz Cortez y cómo sería mirarte por dentro, el tintero tetera tú del Dani Gómez Carbonell, el José Luis Capascaya con esa letanía mántrica de los Andes, a Marçal Font que no quería ser mi príncipe azul y... bueno, a una servidora, a la que, al principio, después de leer, se le nublaban los ojos y se iba dando portazo, porque estaba cabreada con la vida (quién no lo está a los dieciocho años) y se había dejado el alma en el taburete.



Todos nosotros seguimos consagrándonos a la literatura. Seguimos recitando poesía aunque sea en el salón de nuestra casa. Tras una época de consciente clausura uno siente la necesidad de volver a coger el poema y descomponerse a viva voz en partículas de sonido.



Os envío un fuerte abrazo, a los cómplices de entonces, a los cómplices de ahora.

9 comentarios:

LILITH dijo...

"Recuerdo la primera vez que la vi. Era un miércoles, de esto estoy segura; para nosotros, los bohemios de Barcelona, los miércoles durante años fueron sagrados. Llevaba sombrero y una lágrima negra pintada encima de la mejilla. Vestía de luto riguroso, semejaba una princesa neogótica con sus largas faldas. Bebía vino en copa y recitaba como un cuervo, mejor que yo. Fue un gran descubrimiento: otra mujer poeta desgarrada que no lee como una niña boba, ni espera la llegada de ningún príncipe azul. También fue un gran golpe para mi ego: ya no era única..."

Gracias Maga por permitirme viajar en el tiempo, besos

Maga Despistada dijo...

Gracias Myriam, la magadespistada siente la llamada de la selva y está a punto de convocaros, salvajes ermitaños, para volver de nuevo a la carga...

Así que en breve recibiréis un correo misterioso, todos los implicados...

Mónica González Caldeiro dijo...

Yo no fui una asidua del MB, pero sí recuerdo aquella noche que compartimos nuestros Churro's con los allí presentes con la consecuencia de casi orinarme encima por la desternillante descarga poética. Y los sublimes poemas birriosos de algunos presentes, tales como "Zombis del siglo XXI" juas!

LILITH dijo...

Mónica más vale tarde que nunca... yo si te recuerdo leyendo allí uno de vuestros churros con María, ja, ja... y recuerdo las caras del personal (cómo para olvidarlas!)y es que de todo hay/ había en la viñas del Señor (negro, please, con o sin saxo)...

Pedro dijo...

¿El Bar Muy Buenas? ¿Zombis del siglo XXI? Vaya, esta vez paso por aquí y estoy como en casa...¡Hola chicas!

Mawwulisa dijo...

Extraños lugares los que nos atan al mundo. ¿Cuándo rompimos las cuerdas que nos unían a ellos? Y peor: ¿por qué lo hicimos?

tientaparedes dijo...

Pero si tú no estabas mawwulisa...
te empiezo a tener una ojeriza que no veas. Hay gente que teneis el don de decir y hablar justo de la peor manera y en el peor momento.

Mawwulisa dijo...

cierto que yo no estaba...pero tenía mi Muy Buenas...y quizá lo recuerdo con más melancolía...simplemente porque soy más viejo...

JOSEPOETA dijo...

GAVIOTAS ALBOROTADAS EN EL “BAR MUY BUENAS”

Soñé que me veía sentado en las rocas
rodeado de la espuma de las olas,
poetas mojados por el salado viento,
gritando como gaviotas alborotadas.

En frente la bruma, la calma de las olas y el horizonte,
danza el tiempo como verdad pasajera de clanes.

Los ojos se cierran, el sueño de apoco termina,
la brisa que nos baña es un velo de incienso que nos despierta,
nuestra conciencia colectiva inicia su vuelo más allá del sol,
los icaros dibujan letras coinspiradoras en el aire, ... (1)
iluminan las estrellas, traspasan la lluvia de octubre,
animan a las hojas que no caigan al suelo y se recojan;
protegen la comezón creadora que grita y grita,
y se guarda como tesoro vivo que desafía al tiempo,
que vive como sombra de almas que caminan juntas.

Sobre las rocas en el dulce sueño de poesías vibrantes
estira los brazos de la mañana hasta la próxima primavera.

¿Cuándo nos tomaremos las manos en gozosa ronda?
¿Se ritualizará un día de abril ...
cuando se rompan las cadenas de la violencia?

................................

(1) Coinspiración = Maturana, Humberto : Todo quehacer humano se realiza en conversaciones, esto es, en redes de coordinaciones de acciones y emociones que resultan de un fluir entrelazado del hacer y el emocionar en el lenguaje, y toda acción queda definida como tal por la dinámica emoción.

.......................

+ poesía + + + si si + EH! VIVA


http://josepoeta.blogspot.com