miércoles, 4 de febrero de 2009

Fumar es poco creativo



[Magritte]


Pocos argumentos sirven a un fumador para que deje de fumar. Hay cierta sorna para con uno mismo cuando, por uno u otro motivo, se dice:




- Uff, tendría que dejarlo.




El fumador llega a autoengañarse pensando que el mundo está dividido en dos, los enrollados autodestructivos con los que puedes charlar tranquilamente sobre la metafísica de la existencia con un pitillo en la mano y los moralistas estresados que no fuman y nunca filosofan, pero que luego tienen úlceras de estómago e histerismos varios y se mueren igualmente.




El único argumento convincente para dejar de fumar que he oído en mi vida me lo dio mi madre una vez:




- ¿Sabes? No entiendo por qué fumas. Fumar es poco creativo.




Indudablemente, es más atrayente mordisquear un boli antes de escribir un poema monovocálico. Paliar la ansiedad leyendo un haikú o serenarse tirándose con paracaídas desde lo alto de un helicóptero.

9 comentarios:

Mawwulisa dijo...

Fumar es poco creativo y además ensucia los pulmones de una forma horrible: amarillea los dientes y quema las cuerdas vocales. Pero fumar me hace como soy, adicto-convicto (por la ley del tabaco) y ni más ni menos interesante que un no fumador.

Maga Despistada dijo...

Espero que el tabaco no te mate pronto, Mawwulisa, ¡que eres mi único seguidor! Yo hoy he decidido dejar de fumar. Es una prueba. Con el precio del paquete y en vistas de mi cese del curro, es una buena idea.

Anónimo dijo...

"Fumar es muy fácil, lo he dejado más de cien veces"

MARK TWAIN

spy dijo...

la veritat sobre el fumar tant sols la sap un mateix, desprès tot queda tapat per un núvol de fum

Mónica González Caldeiro dijo...

Únete a mi grupo de fumadores hedonistas, Maga. Sólo fumo cuando me apetece, y por placer. A veces es una vez por semana, a veces cada quince días, a veces 6 pitillos la hora. El único inconveniente que le encuentro es que me he visto fielmente reflejada en ambos grupos: tanto en el de los autodestructivos enrollandos como en el de los ulcerosos histéricos. Qué vida esta.

Therfer dijo...

EI! yo también me haré seguidor tuyo! a ver si pillo cómo se hace! ¡¡FELICIDADES POR DEJAR DE FUMAR!! Años después de cortar cigarrillos a tu padre... :-)
Un abrazo

Tu poeta dijo...

¡Yo también me hago seguidor tuyo ahora mismo! Aunque sea fumador compulsivo, mal que me pese... (Intentaré, por lo menos, no fumar mientras leo tu blog: declaro para mí este espacio libre de humo)

tientaparedes dijo...

- Hoy me duele el cuello. Se ha acabado todo, dejo de fumar.

Al día siguiente, con el cuello recuperado y tras un cafelito y un halls de miel y limón, esas bocanadas de fortuna le sentaban divinamente.

LILITH dijo...

guapa
yo creo q soy algo responsable de tu vicio por escribir versos contigo en aquellos fortunas míticos de cuando nos conocimos (tú todavía no fumabas)

eran tóxicos pero mágicos ¡qué más se puede pedir!