lunes, 30 de marzo de 2009

[Campo en barbecho]

Hay amistades que surgen después de haber labrado el campo. Otras, brotan de golpe después de varios años de barbecho.

12 comentarios:

Tu poeta dijo...

Bonito símil, Maga. Las épocas de barbecho son importantes para la fertilidad. Hay quien cree que hay que dar dos pasos adelante y uno atrás, para ir avanzando.

Gemma dijo...

¡Maga! ¡Mira que eres bonita, joía!

Maga Despistada dijo...

Ya me vale serlo, que para el cinco de agosto me habrán suicidado en pleno Senegal... ;) Personajillo de novela con muerte trágica. Espero que antes, por eso, el narrador omnisciente me haya jimmorrisonizado. Hay que ver, estos Ubaldos de dios, cómo nos ficcionalizan...a ti al menos te salva, joía, jejejeje

Gemma dijo...

Sí, bueno, pero amargada en el Montseny, nena. Aunque bueno, yo siempre había querido vivir en plena Naturaleza...

Maga Despistada dijo...

Le escribiré a Dios una carta de protesta de personaje secundario, a ver qué me dice, jjejejje.

Maga Despistada dijo...

Le exigiré morir viejecita y con nietecillos alrededor!

innes dijo...

¿Ubaldo? ¿Ubaldo es el Ubaldo de toda la vida? ¿Ha reaparecido? ¿Dónde? ¿Y con novela? Qué cabrón, dadle mi móvil y que salude.

Maga Despistada dijo...

Sí, es el de toda la vida ;) El roce hace el cariño, jajajaja. Y, encima, ahora está haciendo casting para meter personajes en su novela "inspirados en". Es un gran sistema de márketing, bien mirado. "Escritor por encargo escribe novelas a la carta. Sea el héroe, muso inspirador, de una obra de la literatura. Inmortalícese." ¿Ves, Innés? Con algo así, los letraheridos dejaríamos de ser pelacañas.

innes dijo...

Yo soy bebecañas, más bien... Tengo que verle, tantas veces me he preguntado qué habría sido de él. Era un prehistórico de la facultad. Una columna. Un pilar. Una institución. Deberían hacerle una estatua de bronce en uno de los bancos. Junto con algún otro. Una de las personas con el más auténtico amor a la literatura que conozco.

Maga Despistada dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo, Innes. Yo haría un Ubaldo de cobre y lo dejaría sentado en algún banco del patio de letras.

Te puedo pasar su correo electrónico para que le saludes. A mí me ha dado conversaciones literarias infinitamente más interesantes, apasionadas y divertidas que las del friso de algún que otro profesorado engreído palo-escoba-por-el-culo-cátedra-asentada- apuntes-amarillentos-pedantería-farisea-puaj.

Me hace gracia porque siempre nos imantamos entre nosotros.

nickmazziu dijo...

Todo es un cruce de caminos, un jugador de fútbol sentado en el banquillo esperando la oportunidad de demostrar...su amistad. un beso.

innes dijo...

Chapeau, Maga. No sabes lo bien que elegiste el nombre de guerra.