sábado, 23 de febrero de 2008

Albert Compte, un ácrata visionario

Startus, el autor de El romancero goliardo (Editorial Quadrivium, 2007), era un gran hombre al que nos habría encantado reencontrar. Ya no será posible. Murió el octubre pasado. Le pregunté a Jorge Morales, por qué. Me dijo que tenía el corazón demasiado grande. Le pesaba cuatro kilos.

2 comentarios:

LILITH dijo...

No me estraña que le pesara mucho el corazón, vaya pérdida! Me digo que al menos nos quedarán sus versos, pero no sirve de mucho... supongo que andará por algún lado con algún unicornio verde, hasta siempre compañero!

Maga Despistada dijo...

Ese unicornio verde, seguro que está con él. Hasta siempre, Albert. Ven cuando quieras al Forgotten Pub, donde también hay "conjunciones poéticas". Te tomas algo. He dejado, por si acaso, un micrófono y un taburete.

Lilith, lo bueno nunca desaparece del todo.