sábado, 2 de febrero de 2008

Cartas de amor al hombre del saco


Introducción afónica




Cuánto duelen las palabras.
Ellas siempre resucitan a Lázaro.

Las palabras matan.
Pero no oso destruirlas.
(Vuelven a ti.)

El dios con minúsculas sabe dónde llegaré:
quijotesca discípula de la locura,
Tántalo de manzanas edénicas,
alquimista empecinada en transformar
(los metales viles de la cotidianidad
en el oro parisino de Saint Germain.)

Hasta entonces,
paseo desnuda y remota
por un templo mental.
(Hay almocárabes de hielo
que penden de cúpulas góticas
y ángeles fríos
con el sexo hipertrofiado
convertido al tantra.,)


Correteo por pasillos leprosos,
entre relojes derretidos, porque
tengo miedo.
(Y soy malvada,
y triste,
y de cuero. )

La realidad patrulla con su ojo
ciclópeo.

Aunque resucitaré, porque también -como todos los pobres-
soy fénix.

Mentiré,
con la voz curtida y la palabra cínica:
sólo serás
- lo temíamos antes del parto-
el pretexto,
la gasolinera de mi peregrinación hacia la nada,
el Muso Tonto del espejo
-¡ay Lewis Carrol!- .

Diré
-arrepentida y servil como la mujer decimonónica-:
"¡Zángano..!."
C'est tout.

Condenada a escribirte y no a gozarte;
con cariño, comprensión y paradoja:

Madame H.

5 comentarios:

Mawwulisa dijo...

Condenado a escribirte y no a gozarte;
con cariño, comprensión y paradoja, aunque jamás lo comprendas.

En la distancia, subyugado al parafraseo de tu arte.

Mawwulisa

Maga Despistada dijo...

¡Trol!

Mawwulisa dijo...

DE LA WIKIPEDIA:
En la jerga de Internet, un troll (a veces trol) es un mensaje u otra forma de participación que busca intencionadamente provocar reacciones predecibles, especialmente por parte de usuarios novatos, con fines diversos, desde el simple divertimento hasta interrumpir o desviar los hilos de las discusiones, o bien provocar flamewars, enfadando a sus participantes y enfrentándolos entre sí.


NUNCA fue mi intención.
¿Por qué no aceptar el parafraseo de tu arte? ¿no te llena de orgullo? ¿no lo haces tú con las obras que te gustan?

De todas formas, lo siento.

Maga Despistada dijo...

Vaya, en ese caso lo siento. Es que me resultan un poco raras tus intervenciones. En ese caso, gracias, en fin. Perdona la desconfianza.

Mawwulisa dijo...

Ya era el niño raro, cuando era pequeño.