sábado, 10 de abril de 2010

Es morboso hablar de ello. Pero creo que explicarlo sería como intentar beber agua con un tenedor o como pretender comerse unos tallarines con el pie.

3 comentarios:

Marçal dijo...

Todo depende de lo poeta que seas... Virginia Woolf decía que escribir poesía era como cubrir con un velo lo más sutil posible aquello indecible para hacerlo expresable a través de su silueta ;-)

Marçal dijo...

José Hierro, de forma análoga, decía que la poesía era como una copa de vino capaz de contener lo inexpresable. El verso debía ser lo más cristalino y transparente posible para traicionar lo mínimo a su contenido.

nickmazziu dijo...

A veces el escritor se puede olvidar de lo alejado que se encuentra el lector, por sus preocupaciones, por el estrés, por su falta de interés. Quizá a veces debemos acercarnos a él, llegarle al corazón para activar la pila de su vida.