jueves, 27 de marzo de 2008

Joker


Creo que un arlequín se ha metido
dentro de mi bote de perfume.

Me pulverizo con él por las mañanas,
que es como
la armadura de un héroe anónimo,
hachís envasado al vacío
anarquía de pica y malabar
librería de viejo
stradivarius eléctrico
William Blake al contado
un milagro de bolsillo
el comodín poético

A mediodía, los otros se acercan y me olfatean.
(Huelo a calle, humo azul y mes de marzo.)

Tengo un póker de ases bajo la lengua.
Y una escalera de amor en las muñecas.

8 comentarios:

Mawwulisa dijo...

Nunca me ha gustado el joker. Va de comodín, de que puede elegir ser la carta que quiera, cuando todos tenemos asignadas nuestras cartas y no las podemos cambiar.

Por eso prefiero los juegos sin comodines, sin florituras. Juegos castizos.

Maga Despistada dijo...

No, nuestras cartas no están asignadas. La suerte se fabrica.

Quiero pensar que no somos juguetes de los dioses.

Muchos se olvidan de que la vida también tiene sus comodines, y descartan esta mágica carta de su baraja.

En cambio, hay quienes tienen una baraja sólo de jokers. Qué tremendamente libres y felices.

Missmorpheus dijo...

¿Determinismo?

Nada o casi nada es inamovible, inevitable o está abocado a.

Pero pecamos de inflexibilidad de pensamiento o nos contagiamos facilmente de esa enfermedad social llamada encorsetamiento mental.

El día que tomemos conciencia de lo libres que somos y de lo que somos capaces de conseguir, notaremos un chute de energía.

Habremos estado lúcidos por un momento.

Sabremos lo que es un subidón de vida.

Una auténtica revelación y una liberación.

Therfer dijo...

Estoy de acuerdo, missmorpheus. El destino está en nuestras manos. ¿O en nuestras mentes?

Missmorpheus dijo...

Somos auténticos creadores.

Nuestra mente es una fábrica de historias, de sueños, de vidas, de situaciones...

Soñar dormido o Soñar despierto, qué más da, lo importante es Soñar, crear algo que no existe.
Eso es control y poder.

¿Son menos intensas, o perturbadoras, o vívidas las historias que soñamos mientras permanecemos despiertos que aquellas que realmente hemos vivido?? No siempre. Hay que saber cerrar los ojos con fuerza y dejarse llevar.

La imaginación y los sueños son lo más íntimo y personal que poseemos. Nos pertenecen y hemos de ser egoístas y disfrutar de ello. Sólo así, cuando ya no estemos en este mundo, podremos decir que hemos vivido mil y una vidas.

Maga Despistada dijo...

Miss Morpheus, brindo por ese chute de vida. La imaginación es la materia prima de la magia.

Mawwulisa dijo...

Supongo que todo depende, Miss Morpheus, de si crees o no en el Destino.

La 'lucidez por un momento', no obstante, no sirve de nada. Lo difícil, como en todos los retos, no es llegar sino mantenerse. Por eso cambiar una carta, un Joker, por sí mismo no sirve de nada... ¿una baraja de jokers?

Quiero pensar que tengo una buena mano de cartas, que los dioses, o Dios, no se ha portado tan mal conmigo. Aunque una mano no hace partida, ni un órdago mus.

Miss Morpheus dijo...

¿El destino?

¿Una marioneta?

¿Un guión?

No. Me niego a ser espectadora de algo tan mio como es mi vida.

Pelearé, nadaré contra corriente y nunca dejaré de soñar.

Crearé mi propio destino y conseguiré que esos momentos puntuales de lucidez se conviertan en un continuo.