miércoles, 12 de febrero de 2014

9. YESOD

ELLA
Fundemos un reino en la LUNA.

ÉL
Unamos la Tierra al Sol.

ELLA
Me disfrazaré de mortal
para buscarte de día,
y por las noches
seré la diosa que te convierte
en dios.

ÉL
En mi sexo
está la oración de amor
de todos mis antepasados.

ELLA
Nos veremos haciendo equilibrios
en la cuerda de un funambulista.
Parecerá una  ordalía.

ÉL
Coronarás mi lingam
si la cabalgas como a un corcel.
Elige, primero, un destino
con el que esté de acuerdo.

ELLA
Mi destino es no tener destino.

ÉL
Entonces, viajaremos
a esa velocidad.

ELLA
La Luna es nuestra nave
espacial.

ÉL
Tendrás que masturbarte
pensando en mí.

ELLA
Vivir es ya una masturbación.
Soy a la vez
Hermes y Afrodita.

ÉL
Un mar lleno de lingams,
nadando como peces.

ELLA
Así, el esperma
hacia la luz de mi óvulo.

ÉL
Tu útero sagrado
como la trompa de Ganesha.

ELLA
Me parezco a Diana
y a todas las selenitas.
Soy la comadrona
de nuestro hijo.
Ayudo a nacer
lo que sembraste
en mí.

ÉL
¿Te preñaron tus sueños
o los míos?

ELLA
La damiana, el gingseng, la mandrágora
y todos los dioses fálicos.
Los íncubos y los súcubos
me enseñaron el arte de seducir
a los durmientes.
Los demonios prestaron sus alas
a todos los ángeles.

ÉL
Mi semen es la promesa
de un fariseo.
Resplandece puro y limpio.

ELLA
Acaricio tu piel,
que es de color índigo.

ÉL
¿Acaso no es irresistible
suspenderse en tus ojos violetas?

ELLA
Debajo de tu piel azul,
adivino la sangre de un púrpura muy oscuro.

ÉL
La tuya es citrina
y azul celeste moteado.

ELLA
¿Sabes? Aún recuerdo
cuando te lloré
como una viuda.
Tu cadáver estaba dentro
de la columna
de un templo.

ÉL
¡Dhamma, dhamma!


1 comentario:

Cristina dijo...

Pásate por mi blog, ¡que te he dejado una cosilla!